Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2010

Shhh...

No digas nada, no te atrevas ni a pronunciarlo, ni una sílaba. No lo hagas o se esfumará, desaparecerá para siempre como volutas de humo barridas por el viento del norte.

No te atrevas a creerlo aún, es demasiado pronto, sólo es un esbozo a lápiz en un folio demasiado blanco.¡No! No lo pienses, no se te ocurra, no lo intentes o nunca se hará realidad.

Deja que flote en algún lugar de tu mente, sin que llegue a estar demasiado presente, por si algún día se materializa y puedes tocarlo con la llema de los dedos, ligeramente, con cuidado, suavemente...

O volverá a ser un sueño.

El principio de todas las cosas.

Y se montó en el coche mientras hacía un repaso mental de todo lo que se llevaba, todo lo que necesitaba. Una tienda, una mochila y un mapa. Fácil, no faltaba nada.
Arrancó y encendió la radio. Puso un disco, uno de todos los que había seleccionado en las mismas tardes lánguidas que le habían llevado al momento que presenciamos.
Se dijo que cada cruce de vías lo echaría a suertes, que no se ataría a nadie a lo largo del camino, que sólo el día en el que el punto final estuviese claro volvería al lugar dónde empezó todo y que no daría nada por sentado, excepto que desconocía a dónde le llevaría la historia que había comenzado.

I'm the hero of the story, don't need to be saved.