Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2012

96

Se encendía como las hogueras en la noche de San Juan.
Ocurrió bajo la cruda luz del mediodía, con un revuelo de sábanas la llevaron en volandas. Los pliegues, al viento, decían adiós. Tú y el rojo de tu boca la veíais marchar, marchita. Entonces fue cuando las nubes se carbonizaron. Y el sol dejó paso a la lluvia.